Modificaciones pleno extraordinario 26 febrero 2018

Siete modificaciones por casi 8 millones de euros, con muchos elementos cuestionables e incluso algunos que ya han sido rechazados por el Pleno y no se han adoptado las medidas propuestas

En estas circunstancias, el equipo de gobierno (PSOE y el edil Rubén Bejarano, proveniente de IUCM) convoca un pleno extraordinario para aprobar 7 modificaciones presupuestarias.

7 modificaciones presupuestarias por un monto de casi 8 millones de euros (7.955.217,44€).

El 37,46% de dicha cuantía sería para pago de sentencias (2.980.610€). Según figura en uno de los informes el consistorio debe 13.711.428,85€ en sentencias firmes pendientes de ejecución (no indica el monto total de las que aún no son firmes por haber sido recurridas pero ya han sido perdidas en instancias inferiores por el Ayuntamiento). No se informa de la planificación realizada por el ejecutivo para abonarlas (prioridades de pago, criterios para establecer dichas prioridades, fórmulas acordadas para el abono, plan de pagos en base a lo anterior, formas de financiación de dichos pagos previstas, etc.).

Algunas de las sentencias que ha perdido el Ayuntamiento que traen en estos expedientes son: 4º plazo de la sentencia del Parque Picasso (demandapor una expropiación de terrenos los años 70, que según se dice se abonó en su día, pero el ayuntamiento no fue capaz de aportar documentación que lo demostrara; otra de esas extrañas causas judiciales en las que la pésima defensa del ayuntamiento resulta sospechosa), caso Reynobar (indemnización por el contrato rescindido por la concejala de obras del anterior ejecutivo del PP para adjudicarlo a otra empresa “cercana”) y el abono de parte de la sentencia al despacho de Muñoz Bouzo y Sánchez Ruiz, otro caso extrañamente ruinoso, donde un despacho realiza trabajos sin contrato ni convenio, y parece, sin hojas de encargo o facturas proforma que fijaran un precio o presupuesto convenido.

El gobierno local no ha movido un dedo para reclamar posibles responsabilidades por la pésima actuación, posibles irregularidades o negligencias, de quienes fueran máximos responsables en la actuación en dichas actuaciones que tan nefastas están resultando para las arcas municipales.

Algunas de las partidas que se minoran para financiar dichos pagos son partidas destinadas a salarios y cotizaciones a la Seguridad Social en 9 áreas distintas, algo que no podemos avalar estando como está la plantilla municipal bajo mínimos.

Una ínfima parte de la cuantía para abono de sentencias sería para pagar los pleitos con personal de la plantilla, 43.193,11€. Sin embargo no formulan una modificación presupuestaria aparte para abonar estos pagos, de naturaleza bien distinta a las otros, si no que va en un pack en la modificación presupuestaria nº3 junto con los casos “Parque Picasso”, “Reynober” y otros de otras mercantiles, de forma que hay que votar el pack completo. Un detalle nada inocuo.

El otro concepto de mayor cuantía es una modificación para ejecutar una reforma de una instalación deportiva ya anunciada en prensa previamente por el alcalde. Se trata de la modificación 7/2018, por 3.168.799,92€, el 39,83% del monto total en modificaciones que se lleva a este Pleno extraordinario, para un proyecto de reforma del Polideportivo Nuevo Carrascal.

Esta reforma pretende financiarse totalmente mediante enajenación de suelo municipal. A pesar de que quedan más de 2,17 millones disponibles del préstamo para inversiones de 2014 por ejecutar. Queremos recordar que se cargaron a dicho préstamo casi la totalidad de los 2,5 millones de subvención a fondo perdido a la SAD Leganés, y ya ha sido ejecutado, mientras otros como los 487.811,44€ destinados al arreglo de edificios con cargo a dicho préstamo, han tenido una ejecución nula hasta la fecha.

La siguiente modificación por cuantía (el 18,6% del monto total) es la correspondiente al expediente 8/2018, por 1.479.307,52€.  Esta modificación se presenta precisamente por la dejadez del gobierno municipal al continuar prorrogando los presupuestos de 2014, para hacer frente a pagos de contratos adjudicados o en trámite de licitación desde entonces, casi todos pertenecientes a la Delegación de Sostenibilidad y Servicios a la Ciudad.

Queremos llamar la atención en particular sobre las modificaciones que se realizan para el mantenimiento y conservación de colegios, instalaciones deportivas y dependencias.

En la propuesta se disminuyen las partidas presupuestarias de ejecución directa para estos cometidos a la par que se aumentan las partidas para que realicen estas labores empresas externas. Esta fue una privatización de este equipo de gobierno en 2016. El incremento propuesto para hacer frente a dicha privatización este año supone 662.737,22€ (el 44,8% de la modificación 8/2018).

En 2016 la partida de mantenimiento y conservación de colegios no llegó al 33% de ejecución (el resto quedó sin gastar), hace unos meses presentaron una propuesta de modificación presupuestaria que bajaba la partida drásticamente para financiar otros gastos y lo justificaban en el pleno diciendo que “no iba a dar tiempo a gastarlo”, y que al haber adjudicado un contrato para esas labores pues quedaba sin gastar… pues el contrato se firmó con la adjudicataria en octubre de 2016, es decir, desde la investidura hasta 2017 directamente han dejado de hacer labores de mantenimiento y reparación en los coles teniendo dinero para ello.

Además las cuantías a incrementar según el informe del Jefe de Sección Administrativa de la delegación de Sostenibilidad y Servicios a la Ciudad para “complementar las consignaciones del Expediente Plyca nº 1345/2015” (pg 2), cuya adjudicataria es Ortiz Construcciones y Proyectos SA, superarían en más de 100.000€ los topes máximos estipulados por los pliegos de consignación anual más el total de modificados que podrían realizarse durante la duración del contrato (20%), IVA incluido en ambos casos.

Solicitamos en la Comisión Plenaria se facilitase documentación complementaria justificativa de esta modificación, en particular de estas partidas, que no nos ha sido remitida.

Continuamos con los presupuestos y ordenanzas de la derecha tras 32 meses del cambio de gobierno local. Resumen de la situación

Entrando en el último tercio de legislatura, el equipo de gobierno de Leganés continúa sin presentar un Proyecto de Presupuestos al Pleno. Nuestro consistorio sigue funcionando con los presupuestos prorrogados y las ordenanzas fiscales de la anterior legislatura del PP, a base de modificaciones presupuestarias para las que siempre buscan también el apoyo de la derecha (y cuando no lo van a tener, las retiran). Sólo en 2017 se realizaron 29.

 Además el Consistorio está sin Plan Económico Financiero (PEF) en vigor, pues el anterior estaba vigente hasta el 31 de diciembre de 2017. Tras las misivas recibidas desde el Ministerio de Hacienda, suponemos que están trabajando en la elaboración de un nuevo PEF, pero no se nos informa del contenido y líneas generales del mismo ni a la oposición ni a la ciudadanía. Como de costumbre.

En el último Pleno Ordinario el 8 de febrero, el edil de Hacienda se comprometió a convocar en una semana al resto de la corporación para abordar su Proyecto de Ordenanzas Fiscales para 2018 y las enmiendas presentadas por la oposición el año pasado. Aún no se ha convocado pleno extraordinario para debatir de dicho Proyecto de Ordenanzas y las enmiendas registradas.

También se aprobó por amplia mayoría (el 74% de la corporación) requerir al equipo de gobierno para que presentasen un Proyecto de Presupuestos Municipales al Pleno. Aunque la ley establece que debe presentarse cada año antes del 15 de octubre un proyecto de presupuestos municipales para el ejercicio siguiente, y ser debatido en el Pleno municipal antes del 31 de diciembre de cada año, en lo que va de legislatura el equipo de gobierno no ha presentado ni un solo proyecto, ningún año, hurtando al Pleno de la posibilidad de debatir, aprobar, enmendar o rechazar la propuesta de ingresos y gastos actualizada del municipio.

El gobierno se escuda en que está en minoría, pero para dicha situación prevé la legislación una herramienta, someterse a una cuestión de confianza. Si la oposición no es capaz de formular en plazo una moción de censura (y la aritmética de la composición del pleno hace tiempo que muestra que no), saldrían automáticamente aprobados los nuevos presupuestos.

Con las ordenanzas fiscales, que también deben presentar un Proyecto cada año al Pleno, únicamente se convocó en una ocasión (diciembre de 2016) para su aprobación inicial, pero el concejal de Hacienda las dejó sobre la mesa y no se volvió a traer el asunto al Pleno municipal.

El alcalde ha manifestado ya en varias ocasiones, tanto en el Pleno como fuera de él, su intención de continuar toda la legislatura prorrogando los presupuestos de 2014 del PP. A pesar de que cuando estaban en la oposición, los grupos que hoy forman el gobierno local criticaron duramente los mismos e incluso impugnaron dichos presupuestos judicialmente, mientras ahora recurren desde el gobierno la sentencia que ratifica los motivos por los que fueron denunciados en su día.

 

CONCLUSIONES

 

  • Con estas modificaciones presupuestarias se demuestra una vez más que SÍ se podían acometer obras / inversiones incluso con el presupuesto prorrogado, ejecutando los proyectos que figuran en el anexo de inversiones y las partidas vinculadas a los mismos, o bien con modificaciones presupuestarias tirando de distintos tipos de fondos de la “hucha” (remanentes de tesorería, préstamo de inversiones 2014, o financiación pendiente de ejecutar proveniente del Patrimonio Municipal de Suelo). Que “no podían hacer nada por estar con presupuesto prorrogado” ha sido mantra del equipo de gobierno hasta hace poco.
  • Dejan clara una vez más la falta de voluntad del equipo de gobierno por atender importantes necesidades de los barrios y colectivos demandadas por la ciudadanía, para los que no encuentra nunca financiación, mientras para otras cuestiones que le interesan al alcalde y/o su equipo de gobierno (y que pactan únicamente con el PP) que no son tan prioritarias para la ciudadanía sí encuentran siempre forma de financiarlas.
  • Dejan claro una vez más que este equipo de gobierno está cómodo con los presupuestos del PP, funcionando a golpe de modificación que pactan con el PP, y su falta de voluntad de someter un Proyecto de Presupuestos y los Proyectos de Ordenanzas Fiscales y nuevo Plan Económico Financiero al Pleno, tal como marca la Ley. En esto también ejercen desobediencia consciente y activamente sin que les suponga ningún problema.
  • Deja clara cuáles son las prioridades del gobierno, en general en función de sus intereses electoralistas-clientelares.
  • Se constata una vez más que se toman el someter las modificaciones al Pleno (una de las pocas competencias que mantiene éste) como un mero trámite administrativo a cubrir como simple formalidad y no para que el Pleno cumpla sus funciones, presentando documentación incompleta, sin adjuntar todos los informes desde el inicio de cada expediente, realizando “corta-pega” para limitar la información que se da a la oposición e incurriendo por ello en numerosos errores, incongruencias, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *