SEGUIMOS DEFENDIENDO UN LEGANÉS LAICO

Con motivo del año jubilar se van a realizar en nuestra ciudad, Leganés, distintas manifestaciones religiosas en conmemoración a la Virgen de Butarque. Vaya por delante nuestro respeto a todas las creencias religiosas y su derecho a expresarlas en total libertad. No obstante eso no puede estar reñido con nuestra defensa de la laicidad de las instituciones de nuestra ciudad, en concreto de nuestro Ayuntamiento.

Ya el año pasado nos opusimos al nombramiento de la Virgen de Butarque como alcaldesa de la ciudad, porque consideremos que las instituciones democráticas deben de serlo de toda la ciudadanía de Leganés, de las personas creyentes de cualquier religión y también de las no creyentes, y porque consideramos que las creencias religiosas forman parte del ámbito estrictamente personal.

De nuevo hoy veremos un séquito de autoridades de la ciudad en los festejos religiosos con motivo de la solemne coronación de la Virgen, participando en este acto en calidad de representantes públicos. Esta actitud nos parece profundamente antidemocrática, no porque nuestros representes participen, que tienen todo su derecho a hacerlo a título individual, sino porque lo están haciendo representando a toda la ciudadanía de Leganés.

Consideramos que en un estado moderno y democrático la religión debe quedar completamente separada del Estado y los poderes públicos, algo que España está lejos de ser realidad, no solo por actos simbólicos como el de hoy, sino porque la Iglesia católica sigue disfrutando de múltiples beneficios en nuestro país, como consecuencia de concordato entre el Estado español y la Santa Sede, reminiscencia del franquismo por el que, por ejemplo, la Iglesia no paga el Impuesto de Bienes Inmuebles.

Y por si esto fuera poco, contaremos en nuestra ciudad con la presencia del homófobo y machista Obispo de Getafe, tristemente famoso por sus declaraciones públicas contra la Ley de Identidad de Género, del que ya debatimos en el Pleno de nuestra ciudad considerarlo persona non grata ( a propuesta de precisamente de un miembro integrante del actual equipo de gobierno, Rubén Bejarano) por incitar al odio y la discriminación contra el colectivo LGTBI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *